La mayoría de las disqueras más importantes del mundo son dirigidas por hombres, eso es una dura realidad que para muchas mujeres representa tan solo uno de los varios problemas a los que deben enfrentarse en la industria musical.

cinco mujeres, en su mayoría músicos y productoras, decidieron tomar cartas en el asunto y fundar sus propias casas discográficas para así romper brechas, abrirles las puertas y apoyar a muchas mujeres que como ellas, buscan convertirse en artistas exitosas pero que todavía no encuentran en la industria musical el trato y las condiciones laborales dignas para ser tratadas a la par que sus colegas masculinos. Aquí 5 grandes disqueras fundadas por mujeres.

Phoebe Bridgers Fundadora de Saddest Factory Records.

Creada en 2020, Saddest Factory Records nace como producto de la pandemia y el aislamiento. Se trata de Phoebe Bridgers, artista y compositora, quien obtendría reconocimiento el año pasado por su galardonado disco “Punisher” señalado como uno de los mejores trabajos discográficos del 2020 quien funge como fundadora del nuevo sello.

Joan Jett Fundadora de Blackheart Records.

Joan Jett es una de las guitarristas y artistas más emblemáticas de la historia del rock gracias a su fortaleza y actitud irreverente, con las cuales pudo superar las duras críticas de una sociedad conservadora que no le permitía ser tan poco femenina y expresar su creatividad como un hombre. En una ocasión, Jett narró que fue rechazada por 23 disqueras antes de ser famosa ya que en aquellos años no creían en su proyecto y mucho menos en lo que representaba su música. Años después y con un reconocimiento mundial Joan Jett se unió al músico Kenny Laguna y fundaron en conjunto Blackheart Records un sello discográfico que fue creado para apoyar a nuevas bandas con propuestas enfocadas al género del punk específicamente. Algunos de los artistas firmados por el sello son The Eyeliners, Girl in a Coma, The Cute Lepers y The Vacancies además de distribuir el material de Joan Jett & the Blackhearts.

Courtney Barnett y Jen Cloher Fundadoras de Milk! Records.

Milk! Records es un sello discográfico independiente con sede en Melbourne, Australia. Fue fundado por Courtney Barnett y Jen Cloher en 2012 para lanzar el primer EP de Barnett. ”Es un gran proyecto porque es una pasión compartida», dice la artista, «ambas podemos disfrutar de su éxito juntas. ¡Supongo que Milk! Records ha sido un poco como un bebé musical para nosotras”. Además de lanzar álbumes de algunos artistas como Jen Cloher, Sleater-Kinney, Chastity Belt y la misma Courtney Barnett, Milk! Records organiza eventos especiales, graban compilaciones, crean colaboraciones, ponen a la venta vinilos de edición limitada y curiosidades de artistas que forman parte de su cartera. ”Desde que Milk! Records nació nos hemos desafiado a nosotras mismas artísticamente y eso es lo divertido. No hay una fórmula para el éxito y si la tuviéramos, lo dejaría de inmediato».

Linda Perry Cofundadora de We Are Hear.

Era 1998 y Perry estaba molesta con lo que experimentó en el negocio de la música años atrás y como parte de la banda 4 Non Blondes. Linda era constantemente criticada y comparada con el resto de las colegas femeninas que formaban parte del sello discográfico al que pertenecía. Fue después de años que decidió fundar We Are Hear, un sello discográfico en asociación con el manager musical Kerry Brown. Apodada como una «empresa de empoderamiento de artistas», la disquera con sede en Los Ángeles se centra en la publicación, concesión de licencias, gestión y grabación. Su intención, convertirse en una disquera que fomente la comunidad creativa de artistas, proporcionándoles mentoría y libertad que según Perry “usualmente son restringidas por los principales sellos discográficos”. El staff que trabaja con ella es en su mayoría mujeres y algunas de las artistas que representan son Natasha Bedingfield y Frances Lion, entre otras.

Tokimonsta Fundadora de Young Art Records.

La vida de Jennifer Lee, mejor conocida por su nombre artístico como TOKiMONSTA no ha sido nada fácil. La DJ y productora tuvo que someterse a dos cirugías cerebrales, las cuales implicaron un antes y un después en su vida. Desde aprender a hablar de nuevo hasta tener que volver a aprender composición musical desde cero fueron algunos de los retos a los que se enfrentó la artista. Pero su amor por la música fue mayor y después de dicho episodio, Jennifer Lee lanzó un álbum nominado al Grammy y en 2014 abrió su propio sello discográfico Young Art Records. La disquera nació junto con el lanzamiento de “Desiderium”, el cuarto álbum de estudio de la estadounidense y con el tiempo logró expandirse por el mundo hasta tener artistas como Anderson .Paak, Jesse Boykins, Gavin Turek, entre sus filas. “Con este proyecto puedo mostrar mi talento como selector de música. Además, soy yo usando mi influencia y acceso para ayudar a criar y mostrar artistas emergentes, artistas que creo que deberían ser escuchados”.

www.rollingstone.com.mx / POR ANDREA CALDERÓN

Sin comentarios

Dejar un comentario